búsqueda
 
 
 



Siguenos en icono facebook icono twitter
EXPOSICIÓN BALENCIAGA: UN LEGADO ATEMPORAL
Pinchar fotos para ampliar
Por: Gabriela Fockt
Cartel exposición
Vestido de noche
Abrigo rojo
Traje de día
Vestido de cóctel
Conjunto
La exposición sobre Balenciaga “Un legado atemporal” se exhibe en el Museo de Guetaria y permanecerá hasta el 31 de diciembre. Muestra un resumen de la obra de Balenciaga y su contribución a la historia de la moda con un reinado en la costura internacional de manera incontestable hasta 1968 y que sigue influyendo todavía en los diseñadores de hoy que lo consideran el maestro indiscutible de la innovación y de una costura que ha alcanzado las más altas cotas de perfección.
La exposición aspira a mostrar las principales características de la obra de Balenciaga. A través de tres salas dispuestas cronológicamente, explora, por medio de una cuidada selección de 32 piezas y una selección de películas, la trayectoria del modisto desde sus inicios en San Sebastián hasta su reinado en París, y concluye con un análisis de su extraordinario legado técnico. 

Las rigurosas condiciones de conservación de las piezas hace que estas se renueven periódicamente de forma modular otorgando dinamismo a la muestra y huyendo del carácter estático de las clásicas exposiciones permanentes o de larga duración. Constantemente se buscan creaciones del modisto que guardan otras instituciones y se cuenta con la permanente colaboración de los archivos Balenciaga de París. 

La exposición nos mueve a recordar detalles de la personalidad del modisto. El perfil de Cristóbal Balenciaga correspondía a la visión del diseñador que da su paisano Pio Baroja en “El gran torbellino del mundo”: “Para el inventor de moda, la primera preocupación es huir de la multitud yendo, aunque sea ir a la extravagancia y al absurdo, a cualquier cosa menos a la vulgaridad de las grandes masas”. En cierta manera, Balenciaga podía inscribirse en estos parámetros pero su espíritu refinado, su cultura y su buen hacer daban a estas palabras una valoración superpositiva. Lo suyo era algo muy particular como particulares eran su genialidad y su obra. 

Su capacidad de trabajo no tenía límites. Podía trabajar dos días con sus noches para obtener una manga perfecta. En sus colecciones presentaba siempre un modelo elaborado totalmente por él donde podían apreciarse sus detalles perfeccionistas al máximo. Los cuellos y las mangas estaban cosidos de forma que ningún movimiento les hacía perder su forma. Era patente el gusto de Balenciaga en la elección de los tejidos. Le gustaban las materias fuertes, los tejidos de peso, los bordados suntuosos, que sabía tratar con una gran flexibilidad y delicadeza. 

Otra de sus obsesiones era el colorido. Era capaz de contrastar hasta 400 matices de un mismo color hasta dar con el tono adecuado. Sin embargo, todos sus modelos tenían un inexplicable sello de simplicidad de quien ha buscado sobre todo lo esencial. La célebre crítico de moda de “Harper´s Bazaar”, Carmel Snow, lo resumía así: “Esta simplicidad tan difícil de imitar y cuyo secreto es la construcción rigurosa y la maestría de la ejecución, nunca ha podido ser copiada”. 

La exposición “Cristobal Balenciaga un legado atemporal” es una verdadera lección de moda de quien supo descubrir todos los secretos de la innovación y del diseño.
Artículos anteriores

© 2017 Asmonda. Política de datos / Política de cookies Web site realizado por dataperfect
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Más información

Aceptar | Política de cookies
cerrar ventana