búsqueda
 
 
 



Siguenos en icono facebook icono twitter
REGLAS PARA RECUPERAR LOS HÁBITOS DE SALUD
Pinchar fotos para ampliar
Por: Mara Velasco
Por fin se acabaron las fiestas navideñas, las más dulces del año, en las que habremos engordado seguramente entre 3 ó 4 kilos y olvidado nuestros buenos hábitos de salud. Es el peaje que se paga por tantos días de salir con amigos, de reuniones familiares o de comer fuera de casa. Ahora toca ponerse en forma, pero con cabeza. Que no nos entren las prisas por bajar 6 kilos de golpe, es mejor lento pero seguro. Lo ideal es consultar a un dietista o endocrino, pero aquí también te decimos cómo.
Vamos poco a poco a depurar nuestro organismo con una dieta saludable y asequible a todo el mundo. El ayuno terapéutico está desaconsejado por su efecto rebote, así que lo mejor es comer de todo, pero muy poco y en cinco comidas al día. Comenzaremos por una dieta hiperproteica seguida de una dieta hipocalórica para terminar con una dieta saludable y variada de mantenimiento. Lo ideal es perder como máximo 3 kilos al mes, que serán de grasa acumulada, más es peligroso. 

1) Dieta hiperproteica
Nada más comenzar la vida normal, conviene hacer durante 3 días (no más) una dieta hiperproteica a base de proteínas sobre todo y algún lácteo: yogures desnatados, huevos duros o en tortilla, gambas o mejillones, cocidos, carne blanca, jamón de York y algo de verdura como espárragos o escarola. Sólo una cucharada de aceite de oliva al día para cocinar los alimentos. Desterraremos el pan y bajaremos los hidratos de carbono. 

2) Dieta hipocalórica. 
Se incorporan también algo de legumbre e hidratos como pan integral (30 grs) y frutas en cinco comidas al día con casi nada de grasa. La fruta, sólo para la media mañana y la merienda, no como postre. Para endulzar un café o un té, usa edulcorante y evita tomar bebidas azucaradas y con gas porque te hincharán. La puedes seguir 5 semanas. 

3) Dieta de mantenimiento. 
En cuanto recuperes tu peso ideal, que será entre 2 y 3 meses, haz una dieta de mantenimiento comiendo de todo pero en plato de postre, lo que psicológicamente te ayudará, y sin olvidar esas cinco comidas pequeñas al día. En lo único que puedes ampliar un poco es en el desayuno. El truco es comer equilibrado como norma: ni absolutamente restrictivo ni siempre saltándote las reglas. 

4) Ejercicio y agua. 
Durante estas dietas es muy importante beber 2 litros diarios de líquido, tanto agua, como caldos caseros o infusiones, comenzando el día con dos vasos de agua de limón. El ejercicio es fundamental, aunque sea sólo pasear a buen paso 30 minutos al día. Irás echando fuera el excedente de grasa y reforzando la musculatura y el corazón. Piensa también que dieta sin ejercicio es como una flor sin pétalos. Hay que combinarlos ambos para que tu cuerpo esté sano. 

5) Y cómo evitar el efecto rebote.
Lo único que funciona es una reeducación de la forma de comer, un cambio de chip. También es importantísimo el estado psicológico: visualizarte delgado, sentirte bien con el cambio, tener paz mental y no “comerte los problemas”: no pagar la ansiedad de las frustraciones a golpe de bollos, sino a base de ejercicio o tal vez incluso de ayuda psicológica. Si una persona hace una dieta saludable unos meses, pierde los kilos que le sobran, se siente bien y durante dos años mantiene el seguimiento médico para que su peso permanezca estable, puede considerar que su nuevo peso es ya su nuevo yo y que durará para siempre si continúa las rutinas saludables.
Artículos anteriores
> EN FORMA... Y ATRACTIVAS Noviembre 2016

© 2017 Asmonda. Política de datos / Política de cookies Web site realizado por dataperfect
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Más información

Aceptar | Política de cookies
cerrar ventana