búsqueda
 
 
 



Siguenos en icono facebook icono twitter
BALENCIAGA: EXPOSICION “L´OEUVRE AU NOIR”
Pinchar fotos para ampliar
Por: Mª José F.L
En el Museo Bourdelle de Paris se va a presentar, del 8 de marzo al 16 de julio, la exposición de Balenciaga “L´Oeuvre au noir” que recoge los maravillosos vestidos en negro creados por el gran maestro de Guetaria. La exposición forma parte de la temporada española del Palacio Galliera que se inicia con esta muestra excepcional dedicada al “costurero de los costureros” según la expresión de sus organizadores.
Es curioso que Balenciaga, del que se decía que era capaz de encontrar más de cien matices de un mismo color, tuviera  una clara inclinación por el negro protagonista de esta exposición  que abarca  un centenar de modelos  y está dividida en 3 partes: “Siluetas y colecciones”, “Negros y luces”  y “Negros y colores”. 

Para Balenciaga el negro no era  un  simple color, y menos aun  un “no color”, era  una materia viva que le permitía uno de sus mayores placeres: jugar con los tejidos. Mezclar tejidos opacos y transparentes, mates y brillantes y convertirlo así en protagonistas de sus piezas que parecían simples pero que no lo eran sino que procedían de una artística complejidad. Balenciaga veía  la luz del color negro a través de sus vestidos: en los trajes de cocktail con lazos de satén, en los conjuntos de tafetas de seda. Surgía en su imaginación un negro luminoso constitutivo de su proceso creador.

En la exposición se podrán admirar  todas sus líneas y siluetas más celebradas: la línea saco, las túnicas, la línea balón, todos sus maravillosos resortes que  habían arrancado este elogio nada menos que de Cocó Chanel “Es el único de todos nosotros  que es un verdadero costurero capaz de diseñar, cortar y coser un vestido del principio al fin”.

A pesar de su costura arquitectónica y reposada Balenciaga era un inagotable  innovador que sorprendía siempre con sus golpes de efecto. Sus mejores logros pertenecen a la década de los 50. En esta época aparecen sus más legendarias líneas. Su costura y su inspiración nunca fueron algo estático. Sus ideas estaban en continua evolución. En los años 60 lanzó algunos tonos muy vivos pero  sin prescindir nunca de sus modelos fetiche como “la petite robe noir”, sin abandonar nunca el color negro con su constante idea de que era el color  más clásico y elegante que nunca dejaría de utilizar. En esta época  subió el talle hasta las alturas  del estilo Imperio, lanzó sus audaces cortes al bies y jugó con los echarpes y bufandas con materiales de gran efecto.

Fue en el año 68, cuando tenía ya más de 70 años, cuando Balenciaga se retiró de la moda. Le confesó a su gran amiga la marquesa de Llanzol: “Siento nos ser más joven porque hubiera creado un “pret a porter” divertido, pero de buen gusto, como exige la época en que vivimos,  pero para  mí es demasiado tarde”. Al cabo de pocos días apareció en el “Evening  Standard”: “Balenciaga se retira y la moda  ya no será más la misma”. Se había cerrado el Siglo de Oro de la moda. La exposición del Museo Bourdelle nos da la oportunidad de revivir este glorioso pasado.     

Artículos anteriores

© 2017 Asmonda. Política de datos / Política de cookies Web site realizado por dataperfect
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Más información

Aceptar | Política de cookies
cerrar ventana