búsqueda
 
 
 



Siguenos en icono facebook icono twitter
LA MODA PRIMAVERA-VERANO EN 10 CLAVES
Pinchar fotos para ampliar
Por: Mª José F. Serra
El sastre. Bottega Veneta
Amarillo mostaza. Chloé
Fucsia. Hermès
Mezclas de tonos. Nina Ricci
Plisados. Marni
Trench. Guy Laroche
Rayas y cuadros. Carolina Herrera
Azul klein y cinturones anchos. Ferragamo
La camisa blanca. Marni
Hombreras. Celine
Tejidos livianos b&w. Lanvin
Flores. Dolce&Gabbana
Más rayas. Altuzarra
Mono. Louis Vuitton
La moda primavera verano llama a la puerta y nos manda un toque de atención hacia la estética de los años 80. El tamaño oversize se cuela en los armarios. Triunfan los tejidos livianos, y la palidez de los tonos rosa, celeste y amarillo se rearma con matices más agresivos. Sigue el éxito de las rayas, los volantes, los plisados, las superposiciones y las asimetrías… Desvelamos la moda de la próxima temporada en 10 claves.
LA NUEVA SILUETA 

La impronta estética de los 80 carga los hombros de volumen y volvemos a las hombreras. Algunos le han llamado ya la línea T. Faldas lápiz o con vuelos de largo midi que adquieren mayor movimiento con detalles asimétricos. ¡Imprescindible!: esta temporada se marca la cintura con cinturones más o menos anchos o con bandas de tela. 

LOS MIL RECURSOS DEL SASTRE 

El traje de chaqueta es una prenda clásica, imperecedera pero con una gran capacidad de reinvención. Para esta primavera recurre a la sastrería clásica con rayas diplomáticas, cuadros Gales o bien opta por la suavidad de los tonos beige y gris perla. Las directrices son claras: pantalón o falda de talle alto con el inevitable cinturón, chaqueta con hombros anchos y abrochados dobles tanto si van con solapas como sin ellas. 

DEL ROSA AL AMARILLO 

Son los dos colores que triunfaron en la anterior temporada pero que vuelven renovados. El rosa sigue con su dulce presencia pero, influido sin duda por el derroche colorista de Elsa Schiaparelli, sube hasta los dominios del fucsia. El amarillo amplia su gama desde el pálido limón hasta los dominios del agresivo mostaza y, para no ser menos, el azul celeste sigue en la brecha pero dejando paso al azul Klein. El rojo y el naranja siguen vivos. El blanco total es una prerrogativa irrenunciable del verano y el negro seguirá muy presente pero solo en vestidos largos adornados con encajes, con asimetrías y volantes. 

MEZCLAS CLÁSICAS O INSÓLITAS 

Para las que no quieran arriesgar y busquen la elegancia segura la mezcla del blanco y el negro es la solución ideal. Para las más audaces, a las que les guste sorprender, hay un cúmulo de posibilidades: mezclas de lilas y morados, rojo con fucsia, naranja con verde pistacho… y así hasta el infinito. 
 
TEJIDOS DE AYER Y DE HOY 

Los clásicos de sastrería permanecen y la lana, la seda, la sarga y el algodón siguen en sus eternos puestos privilegiados. Triunfo rotundo de los tejidos livianos capaces de apoyar una tendencia de esta primavera: los plisados. El satén gana posiciones, el romanticismo del tul ha conquistado a las pasarelas, y los tejidos sostenibles aparecen como una postura ineludible de la moda actual. 

EL TRENCH PRIMAVERAL 

¿Quién ha dicho que el trench es una prenda para los días lluviosos? La gabardina se presenta como el nuevo abrigo de primavera, con lluvia o con sol, pero busca nuevos aires y estilos: corte oversize, hebillas, detalles asimétricos, pespuntes… y se alía sin problemas con las exigencias de las nuevas líneas. 

RAYAS Y CUADROS VICHY 

Aparecen las rayas en su versión más clásica. Blanco y negro o blanco con marino o rojo estilo marinero o combinándose anárquicamente con mil colores distintos. Otro estampado geométrico de éxito seguro son los cuadros Vichy, el favorito de los 60 que popularizaron Brigitte Bardot y Audrey Hepburn y que vuelve a dar la batalla en blanco y negro. 

LA CAMISA BLANCA 

Un básico que nunca falla pero que viene con fuerza con detalles nuevos: hombros más anchos, mangas abullonadas, volantes o ajustándose al blanco total con pantalón de talle alto. Estamos ante la versión más femenina de una prenda de origen masculino pero que adopta un aire muy chic. 

EL LOOK FLORAL 

No hay primavera sin flores. Llegan a la moda en versión de flores grandes con un aire oriental o sembrando de colorido el fondo negro o blanco de un vestido. Esta temporada se apunta a la carrera del éxito la sencillez de las flores liberty, un estampado que desde hace más de un siglo figura entre los tesoros de la moda. 

EL MONO GANA POSICIONES 

El mono o en versión más internacional el “jumpsuit” está dispuesto a prodigarse esta primavera como un traje cómodo y supermoderno, pero si acaso alguien quiere darle un tono más ceremonioso y femenino podrá hacerlo fácilmente si lo busca en un rosa o azul pálido o confeccionado en seda en un estampado vistoso.

Artículos anteriores
> NAVIDAD DE TERCIOPELO Diciembre 2016

© 2017 Asmonda. Política de datos / Política de cookies Web site realizado por dataperfect
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Más información

Aceptar | Política de cookies
cerrar ventana