"
SECCIONES
Asmoda

ARMANI, EL ÚLTIMO EMPERADOR DE LA MODA

OPINIÓN, Septiembre 2019
por Josefina Figueras | Nº 149
Giorgio Armani
Giorgio Armani
Cate Blanchet con uno de sus modelos
Cate Blanchet con uno de sus modelos

Entre las noticias bonitas que nos ha deparado este verano registramos un histórico cumpleaños: los 85 años del diseñador Giorgio Armani, en pleno apogeo profesional, que tiene en sus manos la faceta creativa y la administrativa de una gran empresa de 10.500 personas… En estos últimos tiempos hemos visto desaparecer las firmas míticas de la época dorada de la Alta Costura: la reciente desaparición de Karl Lagerfeld, el fallecimiento de Oscar de la Renta, la retirada de Valentino...

Hemos destacado sus méritos y logros pero a “título póstumo” o dirigidos a la soledad de su retiro, por eso me encanta poder referirme a los logros de un diseñador que, según sus propias palabras, no piensa en retirarse y manifiesta: “Me parecería casi inimaginable que alguien tomara decisiones por mí”. No es extraño que con motivo de su cumpleaños en plena forma, sus admiradores hayan buscado para él un título que le define como ”el último emperador de la moda”, el último sí, pero el broche de oro de toda una generación de grandes creadores. 

Al pensar en la larga trayectoria de Armani se le podrían adjudicar muchos otros títulos. Su avanzada edad al pie del cañón nos sugiere la idea de verle como el representante de la elegancia eterna, el pionero del “power dressing” y el último icono de la moda. Su vida profesional está llena de esfuerzo y de trabajo y de un ejemplo creativo imponente, aunque ha tenido la dicha de ver reconocidos sus méritos incluso en esta etapa tan avanzada de su existencia. 

Inició su vida profesional en Milán, primero estudió medicina pero aquello no era lo suyo. Su destino estaba señalado dentro de una auténtica revolución en la moda. Según sus propias palabras esta revolución consistió en “poner la moda al servicio del público y no al público al servicio de la moda”. Puso todo su talento en la renovación de estructuras. Su filosofía se basaba en eliminar lo superfluo y lograr la elegancia de lo simple. Trabajó primero para los almacenes milaneses de la Rinasenzay en 1975 abrió su casa de modas.

Armani en los años 80
Armani en los años 80
Con Sofía Loren
Con Sofía Loren
Uno de sus recientes modelos
Uno de sus recientes modelos

ARMANI, EL ÚLTIMO EMPERADOR DE LA MODA

Sus colecciones femeninas se nutrían de chaquetas desestructuradas en las que recurría a una adaptación de la comodidad de la ropa masculina. Como Chanel, su estilo respondía perfectamente a las necesidades de la época. Su “sastre flexible” fue un éxito internacional. Sus logros fueron decisivos para el auge del prêt-à-porter “made in Italy” que significó un verdadero ataque frontal a la primacía de la moda francesa. 

Creo que su mayor éxito, que sigue siendo totalmente actual, está en haber conservado la independencia de su firma y su propio universo creativo sin dejar que le absorbiese ninguno de los grandes conglomerados de la moda del lujo que apuestan por las grandes marcas. Su iniciativa personal no ha tenido límites y su mundo creativo se ha enriquecido a través del tiempo con perfumes, bolsos, pañuelos y otros complementos que hacían honor a su estilo reconocible. Fue también el primer grande de la Alta Costura que abrió oficina en Hollywood y Nueva York. Las actrices del momento se han rendido a sus modelos: Sofía Loren, Claudia Cardinale, Michelle Pfeiffer, Cate Blanchett y tantas otras. 

La moda le ha expresado su reconocimiento a través de distinciones interesantes: en 1982 consiguió la codiciada portada del Times, ha sido el primer diseñador vivo en tener una exposición en el Guggenheim de Nueva York para celebrar sus 25 años en la moda. Y sobre todo el seguir siendo un gran referente de la moda italiana. El pone de su parte el gran secreto para conservar la eterna juventud: sus planes de futuro. Entre sus proyectos inmediatos está diseñar los modelos de los atletas italianos para las Olimpiadas de Tokio del 2020 y para la selección italiana de futbol. Y así los proyectos nacen a su alrededor empujados por su extraordinaria vitalidad. 

Armani, actualmente tras un desfile
Armani, actualmente tras un desfile

Me ha resultado muy gratificante poder dedicar unas líneas de justo reconocimiento a un icono de la moda que sigue en plena forma con su perfeccionismo imbatible y su ilusión intacta. Pensar que la moda italiana y la moda internacional pueden seguir contando con él y que las mujeres seguiremos siendo el blanco de sus consideraciones es una excelente noticia. ”Creo que las mujeres -ha manifestado- necesitan ropa que les permita mostrarse con una actitud firme y femenina a la vez. Prendas que no sean un disfraz y que no las conviertan en objetos sino más bien que destaquen su personalidad y su propio estilo”.

¡Feliz cumpleaños, Giorgio!

Cerrar

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio.

Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Más información | Aceptar